“Índice de estrés medioambiental” (ESX) de Budenheim
Sumario del cambio del índice de estrés medioambiental en el emplazamiento de Budenheim (1994 = 1000)

Dejemos hablar al medio ambiente

Una persona es más fidedigna ante los demás cuando actúa espontánemene. Budenheim, como primer productor de fosfatos, participó en 1996 de manera voluntaria en la Auditoría Ecológica de la Comunidad Europea e instaló un sistema de gestión medioambiental en la empresa con mucho éxito. Desde entonces documentamos la importancia especial de la acometida "medio ambiente" de manera ejemplar con nuestra política medioambiental sostenible.

Nosotros ponemos punto final a tener que decidir entre medio ambiente o química

El índice de estrés medioambiental tiene otro aspecto medioambiental gratificante. Sus mediciones mostraron en los últimos años notables mejoras. ¿Un ejemplo? Nuestra gestión de mejoramiento Six Sigma está presente en toda la empresa. Su efecto en el medio ambiente está claramente definido porque en un año pudimos ahorrar 150.000 m3 de gas, lo que corresponde al consumo total anual de 92 casas unifamiliares.

Para Budenheim el medio ambiente no es simplemente un comentario hecho al márgen.

A la naturaleza no le ayudan las palabras sino los hechos. Por esta razón hemos fijado dentro de nuestros objetivos empresariales la coexistencia del medio ambiente y la producción química y, en consecuencia, hemos instalado una cartera dedicada al medio ambiente. El sistema de gestión medioambiental de Budenheim (EHS) sigue directrices claras a las que les damos tanta importancia como a cualquiera de los otros campos de negocio. La dirección las define y les da una clara estructura garantizando que se pongan en práctica en toda la empresa, así que las tareas, las competencias y la responsabilidad están claramente reglamentadas.
... más