Con historia hacia el futuro

Budenheim puede hacer una retrospectiva de una historia impresionante. La fuerza innovadora y el espíritu científico nos han acompañado y nos han llevado a alcanzar un éxito único. Hoy en día somos líderes en la producción de fosfatos a nivel mundial y estructuramos nuestro futuro con crecimiento persistente.

Cuando en 1908 se fundó la Fábrica Química Budenheim para producir tartratos, nadie se llegó a imaginar que se estaba sentando la base de una empresa de nivel mundial. Todo comenzó cuando los empresarios Ludwig Utz y Jean Hensel fundaron la "Fábrica Química Budenheim" en 1908 en el pequeño pueblo Budenheim, cerca de Mainz. Inicialmente la meta fue la producción de tartratos, a la que más tarde se agregó la producción de café soluble. Después de la segunda guerra mundial, la directiva de la empresa apostó por darle a la producción una orientación con más visión al futuro. Así que se empezó con la estructuración e intensificación de la producción de fosfatos, preparando así el terreno para lograr el éxito. Budenheim se convirtió rápidamente en la empresa número uno en Alemania, porque fue la primera que logró ofrecer fosfatos de calidad excelente y constante.

De este momento en adelante, las innovaciones dirigidas a la obtención de variedad de productos, de procesos y de procedimientos le dieron a la empresa un empuje constante hacia adelante. Algunos años después, en los años 70, desarrollamos un proceso propio dirigido a la obtención de ácido fosfórico de la más alta pureza que encuentra aplicaciones en la industria farmacéutica y alimenticia. Hoy en día somos unos de los líderes internacionales en la producción de este segmento, con una producción anual de 230.000 toneladas de fosfato que encuentran aplicación en la industria alimenticia y la farmacéutica, el tratamiento de agua y variadas aplicaciones técnicas. Más de 3.000 clientes de más de 100 países han puesto su confianza en nosotros.

La base del desarrollo positivo de nuestra empresa es también el vínculo que tenemos desde 1923 con la casa Dr. Oetker de Bielefeld. Actualmente pertenecemos al grupo familiar Dr. Oetker y compartimos con él sus principios empresariales respecto a la orientación de valores duraderos y a las inversiones responsables.